PROBIÓTICOS, PREBIÓTICOS Y SIMBIOTICOS

Relación directa entre el aumento de peso y dolores de rodilla.
5 octubre, 2018
QUE ES LA MENOPAUSIA Y SUS TRATAMIENTOS
20 mayo, 2019
Mostrar todo

PROBIÓTICOS, PREBIÓTICOS Y SIMBIOTICOS

Prebióticos: Microorganismos vivos que confieren un beneficio a la salud del huésped cuando se los administra en cantidades adecuadas.

Prebióticos: Ingredientes fermentados selectivamente que dan lugar a cambios específicos en la composición y/o actividad de la flora gastrointestinal, confiriendo así beneficios a la salud del huésped.

Simbióticos: Productos que contienen tanto prebióticos como prebióticos.

 

¿Qué son los probióticos?

Los probióticos son microbios vivos que pueden agregarse a la fórmula de muchos diferentes tipos de productos, incluyendo alimentos, medicamentos y suplementos dietéticos. Las especies de Lactobacillus  y Bifidobacterium son las usadas más frecuentemente como probióticos, pero la levadura Saccharomyces cerevisiae y algunas especies de E. coli y Bacillus también son utilizadas como probióticos.

El término “probiótico” debería reservarse para los microbios vivos que en estudios controlados en humanos han demostrado conferir beneficios a la salud.

 

Beneficios inmunológicos de los probióticos

 

  • Activar los macrófagos locales para que aumenten la presentación de antígenos a los linfocitos B y aumenten la producción de inmunoglobulina A (IgA) secretora, tanto local como sistémicamente.
  • Modular los perfiles de las citoquinas.
  • Inducir la hipo respuesta a los antígenos alimentarios.

 

Beneficios no inmunológicos

  • Digerir los alimentos y competir con los patógenos por los nutrientes.
  • Alterar el pH local para crear un ambiente local desfavorable para los patógenos.
  • Producir bacteriocinas para inhibir a los patógenos.
  • Fagocitar a los radicales superóxidos.
  • Estimular la producción epitelial de mucina.
  • Incrementar la función de barrera intestinal.
  • Competir por adherencia con los patógenos.
  • Modificar las toxinas derivadas de patógenos.

 

APLICACIONES CLÍNICAS

 

Erradicación de Helicobacter pylori

  • Lactobacillus reuteri y bífidobacterias, así como Bacillus clausii, parecen reducir los efectos colaterales de las terapias antibióticas y mejorar la adherencia terapéutica de los pacientes. Varias cepas demostraron ser eficaces en disminuir los efectos colaterales (sintomatología), pero no tuvieron efectos sobre la tasa de erradicación. Un meta análisis reciente de 14 ensayos aleatorizados sugiere que la suplementación de las terapias antibióticas contra H. pylori con ciertos probióticos, puede también ser eficaz en aumentar las tasas de erradicación y podría considerarse útil para los pacientes en los que falla la erradicación.

 

 

Prebióticos y simbióticos

Los prebióticos son sustancias de la dieta (fundamentalmente consistentes en polisacáridos no almidónados y oligosacáridos no digeribles por enzimas humanas) que nutren a grupos seleccionados de microorganismos que habitan en el intestino. Favorecen el crecimiento de bacterias beneficiosas sobre las nocivas.

A diferencia de los probióticos, la mayoría de los prebióticos son utilizados como ingredientes de alimentos—en galletitas, cereales, chocolates, productos de untar, y productos lácteos, por ejemplo. Los prebióticos más conocidos son:

  • Oligofructosa
  • Inulina
  • Galacto-oligosacáridos
  • Lactulosa
  • Oligosacáridos de la leche materna

 

Simbióticos

Los simbióticos son combinaciones apropiadas de prebióticos y probióticos. Un producto simbiótico ejerce tanto un efecto prebiótico como probiótico.

 

Comments are closed.

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar