INSUFICENCIA VENOSA DURANTE EL CONFINAMIENTO

ALIMENTACIÓN Y HÁBITOS SALUDABLES EN LA MENOPAUSIA
23 enero, 2020
Mostrar todo

INSUFICENCIA VENOSA DURANTE EL CONFINAMIENTO

El período de confinamiento que estamos viviendo durante los últimos meses va a complicar las situaciones de insuficiencia venosa en nuestras piernas si no hemos tenido cuidado o no hemos prestado atención a esta circunstancia de salud.

 

Se han dado unas condiciones en este tiempo que no son nada favorables para la higiene vascular: la falta de movilidad y el aumento de peso.

 

Cuando hablamos de la falta de movilidad o sedentarismo nos referimos a la actitud de realizar poco o ningún ejercicio físico ya sea por dejadez, desgana o aburrimiento o por realización de actividades laborales como el teletrabajo, que requiere pasar mucho tiempo sentado.

¿Qué podemos hacer para combatir el sedentarismo?

  • Aprovechar las posibilidades de los horarios de los que disponemos para salir a caminar, ir en bici o nadar (cuando y donde se pueda).
  • Seguir los programas de ejercicio físico disponibles en redes sociales y adquirir un hábito regular.
  • Si se realiza un trabajo que requiere pasar mucho tiempo de pie: dar pequeños paseos, ponerse de puntillas, cambiar de postura, etc.
  • Si se realiza teletrabajo: no estar sentado largos períodos de tiempo, levantarse del asiento con frecuencia y dar pequeños paseos, no cruzar las piernas, usar reposapiés, mover frecuentemente pies y piernas (girar los tobillos, movimientos punta-talón-punta-talón)
  • Los jóvenes que pasan mucho tiempo sentados estudiando o jugando con ordenadores también tienen que tener en cuenta estas recomendaciones.

 

El aumento de peso o sobrepeso es otro factor negativo que hay que modificar. El aburrimiento por el tiempo encerrados ha provocado una mala alimentación, irregular, desequilibrada con comida entre horas, picoteos, etc.

¿Qué podemos hacer para evitar el sobrepeso?

  • Dieta equilibrada y baja en sal. Evita el sobrepeso, el estreñimiento y la retención de líquidos. Una vez más la dieta mediterránea es la mejor opción.
  • Hidratación. Tomar 1,5-2 litros de agua.
  • La realización de deporte de forma suave y regular también influye positivamente. Al igual que en el caso del sedentarismo caminar, nadar, bailar, bici, yoga, etc.

 

 

 

Además de todo lo expuesto, también son de aplicación otras recomendaciones generales ya conocidas:

  • Usar ropa amplia, holgada, no ajustada. Evitar el uso de leggins, pantalones ceñidos, cinturones apretados, etc.
  • No usar calzado con tacón excesivo ni muy bajo.
  • Al final de la jornada de trabajo poner las piernas en alto por encima de la altura del corazón durante unos minutos.Después del trabajo darse una ducha no demasiado caliente terminando con agua fría en las pantorrillas en sentido pie-rodilla.
  • Dar masajes con geles fríos en las pantorrillas en sentido pie-rodilla mejora el retorno venoso, hidrata la piel y reduce el edema.
  • Evitar fuentes de calor directamente a las piernas.
  • A ser posible, dormir con las piernas ligeramente elevadas.
  • Usar medias de compresión
  • Tratamiento con flebotónicos.

El tratamiento con flebotónicos o venotónicos consigue reducir la fragilidad capilar y mejora los síntomas en las piernas (cansancio, pesadez, dolor, calambres, edema, etc.).

FLEVIFIM es un producto que ofrece todos estos beneficios gracias a su composición en flavonoides con acción sinérgica, que produce una gran mejoría de la sintomatología de piernas cansadas, piernas pesadas, dolor, etc, y mejora la calidad de vida de los pacientes con insuficiencia venosa leve-moderada.

 

Comments are closed.

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar