Hemorroides

¿Qué es la enfermedad hemorroidal?

Anatómicamente, las hemorroides son plexos, cojinetes o almohadillas de tejido submucoso donde están contenidas las vénulas y arteriolas del conducto anal. Solo son patológicas cuando el flujo de sangre en esta zona de vasos sanguíneos se interrumpe.

Se habla de enfermedad hemorroidal cuando hay dilataciones varicosas de las venas hemorroidales, cuando están hinchadas.

La consecuencia de estas hemorroides agrandadas son inflamaciones parecidas a nudos en la mucosa anal, que conllevan molestias como picor, dolor, exudado o sangrado de la región anal.

Síntomas

El síntoma típico de las hemorroides engrosadas es el sangrado no doloroso de color rojo vivo en la zona anal. Los pacientes ven habitualmente sangre en el papel higiénico. Además, se añaden molestias como picor, ardor, manchado y sensación de vaciamiento incompleto del intestino.

Tipos de hemorroides
  • Se distinguen tres tipos de hemorroides atendiendo a su situación respecto al conducto anal:
    • Hemorroides internas:si las venas afectadas se localizan en la zona baja del recto, por encima del ano, y están cubiertas por mucosa. En este caso se distinguen a su vez cuatro subgrupos atendiendo al grado de prolapso:
      • Grado I: se prolapsan hacia el ano, pero no descienden durante la defecación.
      • Grado II: se prolapsan hacia el ano durante la defecación, pero vuelven a su lugar tras ésta.
      • Grado III: se prolapsan, no regresan salvo que se las reintroduzca manualmente.
      • Grado IV: se prolapsan, no regresan ni con reducción manual, o vuelven a prolapsarse inmediatamente tras la reintroducción.
    • Hemorroides externas: cuando están situadas debajo de la unión del ano con el recto. En esta situación están recubiertas de epitelio anal.
    • Hemorroides mixtas: si afectan a los dos tipos de venas.
Causas

Las causas para la inflamación de las hemorroides son múltiples. Van desde:

  • Estreñimiento
  • Esfuerzo para evacua.
  • Obesidad
  • Diarrea crónica
  • Aguantar las heces con frecuencia, evitando defecar siempre que hay ganas
  • Dieta pobre en fibras
  • Embarazo
  • Sexo anal
  • Antecedentes familiares de hemorroides
  • Tabaquismo
  • Cirrosis e hipertensión portal
  • Quedarse largos periodos sentado en el inodoro (hay quienes creen que el propio diseño del inodoro propicia la formación de hemorroides)
  • Una ocupación que implique estar la mayor parte del tiempo sentado (sedentarismo)
Factores de riesgo

Se estima que más del 50% de las personas mayores de 30 años tienen hemorroides engrosadas que les producen molestias, lo que se llama padecer de enfermedad hemorroidal.

En el lenguaje cotidiano se emplea simplemente el término de hemorroides, aun cuando uno se refiere a la enfermedad hemorroidal. No solo la gente mayor se ve afectada por este engrosamiento de las hemorroides, sino también muchos jóvenes.
En España puede haber 20 millones de personas con hemorroides.

Tratamientos
  • Tratamiento farmacalógico
    • Vía oral: Proctoflevifim, cuenta en su composición con los tres Bioflavonoides usados tradicionalmente para el tratamiento de las crisis hemorroidales: Diosmina, Hesperidina y Troxuretina. Con estos conseguimos acción vasoprotectora, venotónica y antioxidante. Y conseguiremos una mejora de la microcirculación, disminución de la permeabilidad capilar, mejora el drenaje linfático y del tono venoso.
    • Vía tópica
  • Recomendaciones higiénico-sanitarias en pacientes con hemorroides.
    • Evitar el estreñimiento mediante dieta rica en fibra (fruta, verdura, etc.)
    • Beber al menos 2 litros de agua al día Consultar con el médico en caso de diarreas frecuentes.
    • Evitar tomar sustancias irritantes y vasodilatadoras como los picantes, especias, alcohol, exceso de sal, chocolate, ácidos o café.
    • Consultar con el médico en caso de diarreas frecuentes.
    • No realizar esfuerzos defecando, la deposición debe ser lo más rápida y espontánea posible.
    • Evitar el uso sistemático de papel de wáter, siendo preferible el uso de lavados con agua tibia.
    • También se puede recomendar toallitas húmedas especialmente destinadas a este uso, indicando limpiar con pequeños toquecitos, ya que el deslizamiento puede agravar los síntomas.
    • Es beneficioso la realización de baños de asiento con agua tibia durante 10-15 minutos, dos o tres veces al día.
    • Los baños de contraste, alternando agua templada y fría, son una buena alternativa para aliviar la sensación de picor o inflamación local.
    • El excesivo lavado hace desaparecer el manto graso de la piel anal, por lo que es recomendable utilizar vaselina o pomada antihemorroidal para evitar irritaciones al movimiento
    • La práctica de ejercicio regular es también beneficiosa para la prevención y alivio de las hemorroides. El ejercicio aeróbico, como correr, nadar, caminar…Mejora la circulación y el tono venoso así como el tránsito intestinal.
    • Se desaconseja practicar deportes como equitación o ciclismo, debido a que la zona afectada se ve sometida a presión, lo que puede provocar más dolor e inflamación.
  • Operaciones Quirúrgicas

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar